Se puso lagaña de perro para ver fantasmas

Ciudad de México.- Los perros ladraban y aúllaban desesperados la luna brillaba alumbrando sobre las calles de la alcadia Gustavo A Madero, para Gabriel se le hacia fascinante el tema de lo paranormal, pero su curiosidad lo llevaría a realizar un ritual que provenía de una leyenda urbana, colocarse lagañas de perro en los ojos para poder ver lo que ellos ven…

Así se lo había contado su abuelo y al escuchar los ladridos de los perros con mayor frecuencia su curiosidad hizo que recordará la historia de su abuelo; nunca te pongas lagañas del perro en los ojos, eso te permitirá ver lo que ellos ven, la idea de hacerlo retumbaba por su cabeza, así que decidió hacerlo.

Fue a donde estaba su perro tyzon y le quitó las lágrimas con lagañas, para después frotarlas en sus ojos, el reloj marcaba minutos después de las tres de la mañana, así que comenzó a escuchar los ladridos de los perros callejeros con más claridad, los ladridos trataban de comunicar algo como si fuera un mensaje oculto.

Aunque no precisamente eran palabras Gabriel comprendía que en cada ladrido había algo de temor, una advertencia para los humanos sobre una presencia, los perros ladraban para que supieran que estaban en peligro pues en la calle unas sombras meridiaban, con mucha curiosidad Gabriel se acerco a la ventana ahí observó un mundo paralelo había gente en la calle, gente que no era de este mundo, con ropas muy antiguas flotando y con el rostro lleno de angustia, otros seres estaban muy enojados y se comportaban muy agresivos trataban de caminar, pero sólo daban vueltas en un solo lugar como si estuvieran atrapados.

LE METIÓ CINCO PLOMAZOS A SU MARIDO Y QUEDÓ LOCA

Al levantar la miras hacia la luna observó algo que lo dejó completamente paralizado gente caía del cielo y otros más se elevaban y se perdían detrás de la luna eran millones de almas que observaba.

Hasta que el reloj marcó las 03:33 los de la mañana todo se paralizó y observó como llegaban las almas «nuevas» gente que acaba de morir y estaba confundída, seguramente pensaban que estaban con vida y al ver tantos espectros trataban de escapar despavoridos, (fantasmas escapando de fantasmas) Gabriel no soporto más así que giro de espaldas y fue ahí donde grito con horror al ver cuanta gente muerta rodeaba su habitación, están por todos lados su corazón no soporto más y se detuvo.

Continuará…

Redacción Operaciones Especiales México

Únete a nuestro Grupo de Telegram

One comment

Deja un comentario