NR

comunicaciones

Se divorció y cortó a la mitad todos sus bienes

Cantidad de lectores 47 visitas totales

Culiacán, México.- Emma era el amor de su vida de Ricardo y cuando ella le solicitó el divorcio el hombre lo tomó de una manera muy distinta a la que esperaba la mujer.

Le preguntó el motivo por el cual la mujer de 35 años quería divorciarse de su pareja quien le llevaba por diez años. Aunque en un principio ella mencionó que ya no se llevaban bien, terminó por confesar que conoció a un hombre en su trabajo y que se llevaban muy bien y día a día se fue enamorando.

Ricardo le dijo que estaba bien, pero los muebles que están en el departamento se los llevaría él, pues todo lo había comprado con el esfuerzo de su trabajo así como el coche, que si se quería ir que solamente se llevara su ropa y le deseaba la mejor de las suertes. Ella inmediatamente le respondió;

«No se te olvide que estamos casados por bienes mancomunados, así que la mitad de lo que tienes es mía y así lo va a disponer el juez.»

El hombre desconsolado sólo asintió con la cabeza y para no discutir le dijo a la mujer que ya no era tan buena idea que los dos durmieran bajo el mismo techo, así que le dijo que se iría a un hotel, mientras se arreglaba su situación.

La mujer le dio una respuesta inesperada, le dijo que no era necesario que durmiera fuera del departamento de alquiler, pues ella se iría de fin de semana por motivos de trabajo, para una reunión urgente en Acapulco.

Ricardo sabía que era mentira y que seguramente pasaría el fin de semana con su nuevo amor, así que no dijo nada y solo asintió con la cabeza mientras su bella y aún esposa preparaba una maleta con ropa.

Un par de horas más tarde se escucho un claxon al exterior del domicilio ubicado en el Noreste de México en Campo Carrillo Culiacán. Se trataba de un hombre que recogió a su esposa, así que el hombre se quedó sólo ese fin de semana.

Este lunes todo parecía normal, para la mujer que llegaba al departamento para recoger algo de ropa, pero se encontró con tremenda sorpresa al ver los muebles del departamento a la mitad.

Por medio de una carta le dejo un mensaje diciendole que le dejaba la mitad de las cosas y que con el que se fuese a vivir que le pusiera la otra mitad y que seguramente le saldria más barato… ¿Que opinas?

NI UNO MÁS…

A %d blogueros les gusta esto: