Ciudad de México.- Cómo si fuera un berrinche nivel Dios, un adolescente hizo tremendo drama al llegar a su casa en calles de la alcaldía Iztapalapa donde se llevó a cabo una reunión donde sus familiares partieron un pastel.

Al preguntar si le habían guardado una rebanada le respondieron que el pastel se había terminado, por lo que el joven comenzó a reclamar que nunca pensaban en el, así que sumamente molesto tomó un cuchillo y se cortó las venas del brazo derecho.

En ese momento pudieron apoyo de los uniformados para que acudieran al domicilio en Emiliano Zapata y Laboristas de la colonia San Andrés Tetepilco en la alcaldía de Iztapalapa.

Paramédicos llegaron hasta el lugar ya mencionado y le dieron los primeros auxilios, controlando al impulsivo adolescente que sólo quería una rebanada de pastel.