Paramédicos atienden a Reyes Magos por carambola (crónica)

Cantidad de lectores 110 visitas totales

Ciudad de México.- Siempre crecí con la absurda idea de que los Reyes Magos eran los papás, así me lo decían mis primos y compañeros de la escuela, la verdad es que le daba poca importancia, el solo ver mis juguetes a lado de mis zapatos me daba mucho gusto, me llegaban juguetes sencillos, pero divertidos desde una pelota hasta unos luchadores de esos que son de plástico y todos tienen las manos abiertas.

Con el paso del tiempo fui creciendo y le fui creyendo la historia de mis primos y compañeros de escuela, referente a que los Reyes Magos eran los papás, así lo quería ver pues un seis de enero ya no me llegaron juguetes, pero a los hermanos si les llegaban, pensé que no me trajeron nada por haberme portado mal a mis diez años de edad ya no había ningún juguete y así fue durante todos los años siguientes.

Pasaron 25 años desde la última vez que recuerdo la emoción de recibir un juguete, ahora tengo 35 años y pues como no tengo hijos, pues desconozco de los métodos de contactar con los Reyes Magos, antes era una carta en el zapato, después los globos y ahora creo que se les escribe por Facebook.

Esa respuesta el destino me la respondería la madrugada del 6 de enero de 2019, una llamada telefónica de mi amigo Carlos Riveroll me alertó de que había un accidente, que necesitaban ayuda para cubrir la emergencia, le dije que pasará por mi y a los cinco minutos ya estaba abordo de la ambulancia número 24 de Código Azul en camino a un accidente.

Al llegar al lugar se trataba de una carambola, pero no de vehículos si no de animales, ¡ANIMALES! Un caballo, un camello y un elefante, pensé que era una broma, un circo tal vez, pero ya están prohibidos los animales en ellos. ¿Qué ocurrió aquí?

Fue el elefante se detuvo en seco al ver cruzar la calle a una rata y le dio miedo, pero como estábamos a toda velocidad no nos pudimos parar y por eso chocamos dijo un tipo de barba grande y ropas extrañas. De inendiato sacamos la camilla para atender al más grave, un caballero que estaba delante del elefante que había sido proyectado por la manera de frenar del paquidermo al subirlo a la camilla y llevarlo al hospital, nos dijo que tenía que entregar un último regalo.

Me atreví a realizar una pregunta que me hacía desde hace muchos años ¿Tú eres un Rey Mago, que acaso no eran los papás? El sujeto comenzó a reírse y al mismo tiempo se quejaba de dolor en las costillas. Me dijo que el me demostraría con hechos y pruebas de que los papás no son los Reyes Magos y me dio una cajita de madera, seguido de una carta, me dijo que la leyera, al abrir la carta no tenía ni una sola letra, estaba completamente en blanco y le dije al Rey Mago que no fuera payaso, ahí no decía nada.

Me dijo que no fuera tan tontito que pusiera atención en la carta y así fue al ver el papel comencé a observar como aparecían imágenes, como si fuera una tablet de alta tecnología, en un video observe a un niño de tan solo 3 años de edad que jugaba con una ambulancia imaginaria y estaba feliz, eso me sorprendió mucho y el rey mago me preguntó que si ya sabía que era lo que el niño quería, le dije que si. Entonce ve entrega este obsequio y cumple con la misión, así que fui a la casa me salte la barda y desperté al niño que aclaró no es mi hijo y sus papás estaban dormidos en un sueño eterno del cual nunca van a despertar y se que ellos se perderán de la sonrisa de la inocencia de un niño con la gran ilusión de esperar un obsequio de los Reyes Magos.

Decidi sacar un video para que jamás se me olvidará, que los Reyes Magos no siempre son los papás como me Decían mis primos y compañeros de escuela, tal vez para el próximo año ayude nuevamente a los Reyes Magos.

Publicado por Raúl Gutiérrez

Soy el creador de Operaciones Especiales México, Diablito Sheriff y algunas otras plataformas de redes sociales. La pasión por la información nos hace diferentes a lo que estás acostumbrado a ver en los medios de comunicación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: