NR

comunicaciones

NOTICIAS

Niño muere de un infarto en Campamento de verano en Saltillo

Cantidad de lectores 50 visitas totales

Saltillo, Coah.- Un niño de cinco años murió en un campamento de verano por un infarto, aunque creían que se había ahogado se encontraba en la alberca cuando sus compañeros se dieron cuenta de que había perdido la consciencia.

Un día que debió haber sido de descanso y recreo para los niños que se encuentran de vacaciones, se convirtió en una jornada angustiosa para los menores que asistieron a un campamento de verano en Saltillo, Coahuila, después del fallecimiento de uno de sus compañeros que tenía cinco años de edad.

Era una tarde calurosa en la que los infantes se metieron a nadar en la alberca del «La Aldea Mágica», lugar de la Institución Othlin dedicado a actividades recreativas durante los días de asueto escolares y que se encuentra ubicado en la calle José Galindo número 671.

Todo transcurría con tranquilidad hasta que los menores se percataron de que uno de sus compañeros se encontraba bajo al agua sin reacción alguna. Los niños avisaron a los encargados del campamento, quienes se apresuraron a sacar al infante de la piscina, quien fué identificado como «Andresito».

De inmediato llamaron a los servicios de emergencias, quienes tardaron sólo unos minutos en llegar. En su arribo vieron que personal del instituto intentaba darle reanimación cardiopulmonar sin éxito. El infante fue trasladado al hospital privado Murgueza al llegar los doctores intentaron salvarle la vida, pero sus esfuerzos no funcionaron. El pequeño falleció.

Los doctores creyeron que el menor se había ahogado pues cuando perdió la consciencia se encontraba en la alberca, por lo que de inmediato las autoridades abrieron una orden de investigación en contra de La Aldea Mágica para determinar su culpabilidad y si el accidente se pudo haber debido a negligencia.

Protección Civil acudió a las instalaciones del campamento de verano y lo clausuró. Además comenzó con la revisión de los permisos otorgados para llevar a cabo las actividades recreativas en el lugar, así como a los funcionarios quienes los habían autorizado.

Héctor Gutiérrez Cabello, dijo que el Instituto Othlin, aunque estaba capacitado para impartir clases de kinder, primaria y secundaria, no contaba con autorización para tener un campamento en estas épocas del año.

Sin embargo, horas más tarde, después de realizarle una necropsia al pequeño se descubrió que la causa de su muerte había sido un infarto, por lo que la investigación por negligencia a los encargados de La Aldea Mágica quedó solventada. Sus padres, quienes fueron informados de inmediato sobre el problema con el niño, no han dado informes sobre si su hijo tenía algún padecimiento que hubiera podido provocar su fallecimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: