Naucalpan.- Un par de mensajes me alertaron sobre movilización policiaca en un domicilio del estado de Naucalpan, por lo que me dispuse a trasladarme al lugar.

Pensé que sería cualquier caso, nunca me imagine que esta vez me marcaría como una de las historias policíacas más perturbadoras que me ha tocado cubrir.

Llegué al domicilio en San Francisco Chimalpa Barrio Bandhi y me metí al Andador de las Ardillas, me saqué de onda por los gritos y llanto de una mujer que tiempo después me enteraría que se trataba de la hermana de la hoy occisa, saqué mi teléfono celular para iniciar una trasmisión en vivo, pero un policía se me quedó viendo y me hizo señas que lo guardará, obedecí las indicaciones, algo no andaba bien, así que me aproxime a donde estaban los vecinos cerca del domicilio acordonado.

Las mujeres seguían llorando y gritando una y otra vez preguntándose porque lo había hecho.

Una vecina platicaba lo que había pasado y me acerque de manera sigilosa.

«Se ahorcó en la entrada de su puerta con un lazo amarrado a las varillas ¡La encontró su hermana en la mañana y al verla sin vida dio un grito aterrador! Esto alarmó a su hijo que fue corriendo a donde estaba su mamá el también se asustó con la macabra escena, pero reacciono y preguntó por sus primos, así que madre e hijo se dirigieron al otro cuarto y sobre el colchón en piso vieron a los tres niños dos de ellos con almohadas en la cara y a la niña con un cuchillo enterrado».

Ambos entraron en una crisis nerviosa y comenzaron a gritar esto alertó a los vecinos quienes pidieron apoyo a la policía.

La mamá que mató a sus hijos y se quitó la vida fue identificada por sus familiares como María Francisco Martínez de 31 años de edad y sus hijos; Alexa Francisco Martínez de 9 años a esta niña la mató de una cuchillada en el abdomen con un cuchillo de aproximadamente 20 centímetros y que se encontraba a un costado del cadáver de la menor.

Los niños Adrian Francisco Martínez de 11 años de edad y su hermanito Juan Antonio Francisco Martínez de dos años 7 meses a estos los mató asfixiados con una almohada, para después colocarles un crucifijo sobre sus cadáveres.

La mujer dejó un recado en un papel el cual se leeia «Entierrenme con todas mis cosas» aún no se sabe el motivo que la orillo a cometer este atroz acto de filicidio en Naucalpan.

Mientras escuchaba los detalles de lo ocurrido un escalofrío recorrió mi espalda, por lo que me dispuse a sentarme a escribir esta crónica, mientras observaba al personal de la Fiscalía General de Justicia del estado de México recabar todos los indicios. La mujer era madre soltera y tenía a su novio de nombre Lázaro Monterrubio.

El cadáver de la mujer que vestía de negro fue descolgado y lo subieron a la camioneta de servicios periciales, me retire del lugar la escena era bastante fuerte, ahora es trabajo de las autoridades resolver este caso, y me he quedado con una de las más terribles crónicas que me ha tocado escribir.

Poco tiempo después conseguí las fotos y las cartas que dejo a Lázaro este último el amor de su vida y ella mato a sus hijos y se quitó la vida, porque su novio se fue con otra.

Al leer la carta comprendi que la mujer actuó de manera equivocada al sufrir por un amor y salir por la puerta equivocada.

Ver fotos aquí, advertencia imágenes fuertes