La tétrica casa de las Poquianchis

Cantidad de lectores 805 visitas totales

Querétaro.- La grande y vieja casona de la antigua calle de “Cóporo” (hoy Melchor Ocampo No. 38), tiene aroma a historia y también a terror, en sus antiguas paredes aún se respira el olor a muerte que dejó en 1964 el sonado caso en que se descubrió la red de prostitución que tenía un par de “lenonas” y que por su manera de explotar sexualmente a las mujeres fueron bautizadas con el nombre de “Las Poquianchis”.

Convertida en una desaseada vecindad, la antigua construcción y que en esa época fue conocido como Centro Nocturno “Río Rita”, está ya casi en ruinas, ahí entre el olvido y el recuerdo sus moradores parecen no importar que ese lugar fue el escenario de muerte en el que las hermanas Delfina y Eva prostituían a buen número de menores de edad y que no obstante eso, las obligaban a abortar. esta casona que fue uno de los principales centro de operaciones de “Las Poquianchis”, hay varias gentes que aseguran que en la parte norte de la casa, existió un cementerio clandestino donde se arrojaban los cuerpos de criaturas indefensas que procrearon a escondidas aquellas mujeres que eran presionadas por las “lenonas” para ejercer aquí la prostitución.

Aseguran los pocos inquilinos que la habitan, que ven cruzar siluetas de mujer cruzando el enorme patio, además de los profundos lamentos y lloriqueo de niños. Son algunos de los secretos que guardan esta antigua propiedad en San Juan del Río, Querétaro.

Mujer le metió cinco PLOMAZOS a su marido

Redacción Operaciones Especiales México

grupo de Telegram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: