NR

comunicaciones

NOTICIAS

La idea de este artista lo vuelve millonario

Cantidad de lectores 974 visitas totales

El artista pinta la parte inferior del rostro de la persona, dedicándole tiempo a los detalles como el tono de la piel y los labios.
Jorge Roriz, de 65 años, solía crear el mágico mundo del Carnaval de Río de Janeiro con sus coloridos trajes y fantásticas carrozas.

Ahora, en medio de la contingencia por la COVID-19, está usando su arte para hacer cubrebocas que no intentan disfrazar ni acentuar nada sino ser lo más reales posibles.

Roriz pinta cubrebocas que son tan precisas que resultan asombrosas. Mientras habla con su mascarilla puesta, su boca, con la de un ventrílocuo, parece no moverse.

“Uso esta mascarilla para no perder mi identidad”, dijo Roriz.

El artista pinta la parte inferior del rostro de la persona, dedicándole tiempo a los detalles como el tono de la piel y los labios.

Los cubrebocas se han vuelto populares entre las personas que no quieren esconder su cara durante la contingencia pero que desean protegerse contra el virus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: