Hotelazo le cuesta la vida a policía de la CDMX

Ciudad de México.- El cadáver de quien fuera identificado como Cándido Rodríguez Méndez por una credencial que portaba de la Secretaria de Seguridad Pública de la Ciudad de México lo acreditaba como personal operativo. Fue descubierto la tarde del pasado miércoles 21 de noviembre de 2018 cuando ya se le había vencído la habitación. El reloj marcaba minutos después de la una de la tarde, así que una recamarista fue a tocarle a la habitación número 313 del Hotel Real la Viga, para avisarle que tenía que desalojar el cuarto de hotel o pagar una nueva renta, pero al no tener respuesta la empleada de nombre María Elena Cruz de 54 años ingresó con la llave maestra.

Ahí observó el cuerpo sin vida de Cándido Rodríguez tirado en el suelo y con la ropa puesta, así que de inmediato salió para avisar a sus jefes, quienes pidieron el apoyo de los servicios de emergencia, llamando al 911.

Al rededor de las 13:30 horas llegaron los policías al hotel ubicado en Lorenzo Bouturini número 372 de la colonia Lorenzo Bouturini en la alcaldía Venustiano Carranza, también se presentaron elementos de la Cruz Roja Mexicana número 43 al mando del paramédico Alberto Ramos y tres más de personal, quiénes al revisar sus signos vitales confirmaron de que ya tenía algunas horas de haber fallecido, posiblemente de un paro cardíaco, pero serán la pruebas de la necropsia que determine la verdadera causa de la muerte.

De inmediato se avisó al personal de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, para que enviara a los servicios periciales.

En las primeras averiguaciones señala que el hombre de 35 años había ingresado la noche anterior al rededor de las 20:00 horas y sin especificar si había llegado con compañía, en la habitación se observan varias latas de bebidas embriagantes y la cama desatendida, también en la cochera quedó su automóvil un VW rojo con placas de circulación 724-PNV el cofre y la puerta del conductor abiertas.

El cuerpo sin vida estaba del lado izquierdo de la puerta del garage y en una posición muy extraña.

La calentura de una mujer provocó una pelea entre patrón y empleado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: