NR

comunicaciones

NOTICIAS

He salido positivo en Covid-19

Cantidad de lectores 20 visitas totales

Por @IroniaLd

Ciudad de México.- Seguramente ya te han llegado comentarios, anécdotas o has leído de alguien a quien se le ha diagnosticado COVID 19 y justo ahora, en donde nos marcan en el mapa de color naranja, en donde empezaron a abrir paulatinamente negocios y la gente erróneamente piensa que ya todo está pasando, justo ahora, me diagnostican a mi como positivo.

Mi esposo es taxista, yo cubría ciertos eventos políticos como parte de los reporteros de un partido político.

Ninguno de los dos pudo quedarse en casa como siempre fue la recomendación, sin embargo, tomamos todas las medidas, evidentemente nos preocupaba nuestra salud, pero sobre todo la de nuestros hijos y sinceramente no queríamos ni siquiera considerar que fuera solo un invento del gobierno como muchos vociferan a los 4 vientos.

Esta puede ser una de las muchas experiencias que te han contado o has escuchado de esas personas que han salido delante de este virus o también experiencias contadas por familiares de quienes perdieron la batalla.

Después de más de 3 meses de confinamiento, cuando pensamos que ya la habíamos librado, mi esposo empieza con síntomas, lo que te platican es cierto.

Empezó con tos, fiebre, perdió el sentido del gusto y olfato. Desde el primer síntoma hicimos lo propio, mandar nuestro mensaje al 51515 y al día siguiente ya teníamos en casa a los doctores con sus trajes blancos completamente herméticos que cada día se han vuelto más comunes verlos.
Tenemos dos hijos y desde el primer síntoma tomamos todas las precauciones sanitarias conocidas y las que nos explicaron detalladamente los representantes del sector salud.

Pero, iba a ser suficiente ¿?. Lamentablemente no lo fue, al tercer día mi esposo ya se le dificultaba mucho respirar, la verdad dudamos mucho en ir al hospital, pero en cuestión de horas el estado de mi esposo se fue mermando rápidamente.

No tuvimos opción, agarre el carro y lo lleve rápidamente al hospital que me indicaron vía telefónica, en el trayecto que duro cerca de 40 min solo lo veía por el retrovisor prácticamente inconsciente, solo pensaba que había perdido tiempo precioso y que, si le pasaba algo, simplemente no me lo perdonaría. Esas ideas que te meten en la cabeza de que es mejor que te quedes en casa para tu recuperación, pero nadie te dice en que momento salir corriendo o hablar a emergencias para no poner en riesgo tu vida.

La llegada al hospital no fue tan dramática como lo pensaba, la realidad es que lo recibieron prácticamente enseguida y ahí me quede, viendo como se lo llevaban en una silla de ruedas nuevamente 2 hombres forrados en sus trajes blancos.

Solo pude decirle “aquí te espero, todo va a salir bien”… sabía que había sido inconsciente de nuestra parte el no tomar la decisión rápidamente pero… todo en verdad fue tan rápido.
Durante los primeros 2 días no quise despegarme de la reja del hospital esperando que salieran a darnos los escasos informes sobre la evolución de nuestros pacientes, a pesar de que mi cuñada y mi suegra insistían en que me fuera a descansar no quise, el remordimiento seguía en mi cabeza.

Durante esos dos días, platicaba con una que otra persona que estaba en mi misma situación, me tocó ver como se desgarraban en llanto cuando les avisaban que sus familiares habían fallecido después de 1 semana de estar luchando.

Te imaginas lo desgarrador que debe de ser para quien se encuentra dentro, el estar luchando día a día solos sin saber absolutamente nada de los que están fuera, si están bien, es lo que más te debe de preocupar.
Conocí a una mujer joven, no tendría más de 30 años, me conto que ya había fallecido su papa, su hermano y que estaba ahí esperando la recuperación de su madre.

“ya no siento dolor” -me dijo- “la muerte de mi padre fue muy dura, estuvo internado por 2 semanas y nunca supimos nada de él hasta que nos entregaron sus cenizas, la última vez que lo vi, fue hace cerca de un mes, yo vivo en Toluca y desde que supe que había enfermado me vine con mi madre y poco a poco fueron enfermando cada uno, mi cuñada y mi sobrino también enfermaron, pero ellos salieron rápido”.

Al tercer día ya no pude más, me empezaron a doler mis piernas, como cuando haces mucho ejercicio, pensé que era por todo el tiempo que estuve ahí parada, con frio, etc, pero no podía negar que existía una gran posibilidad de estar sintiendo los primeros síntomas del contagio.

Me dirigí a mi casa no quería arriesgar a nadie más, aunque nuevamente ya era tarde.

El ultimo aroma que tengo en memoria es el olor a cloro. Los vecinos desde que llegue empezaron a barrer y lavar la calle con cloro y mi casa, mi casa parecía ser el único foco de infección en la colonia.

Las miradas, los susurros, la reacción de la gente, te desmoraliza un poco más. Me aislé en mi cuarto, seguí los mismos protocolos de seguridad sanitaria, paracetamol, solo eso, es lo único que me indicaron tomar.
Han pasado 2 semanas, nos marcan por teléfono una vez al día para darnos informes sobre el avance de mi esposo, yo sigo aislada aún muy débil con tos y fiebre.

Mis hijos gracias a Dios bien, ellos por lo que me dicen, tienen mayores defensas y solo los logro ver de lejos.

Estoy sola en casa, mi esposo solo en el hospital, mis hijos sin sus padres con mi hermana. Somos aun de las familias que estamos contando como estamos saliendo de esto, pero según las cifras oficiales hay cerca de 30 mil personas que no lograron salir con vidad de esta enfermedad, hay más de 30 mil historias que contar, familias enteras, bebes, niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, hombres de todas las edades.

No bajen la guardia, el que seas joven y saludable ya no te da la seguridad de salir bien librado, pero como siempre lo han dicho, no lo hagas solo por ti, sino por todos los que te rodean que podrían estar incrementando las estadísticas de defunciones.

Espero en un par de semana, poder seguir contando mi historia y si no es así, por lo menos ya dejé mi idea plasmada en tu mente, ya es trabajo tuyo el seguir como si nada y en espera de que seas el siguiente o bien que seas de los que están haciendo lo correcto para que esta pandemia no nos siga consumiendo.

Quizá te interese… Hacer la fiesta de sus hijo les costó la vida y ahora el niño quedará en la horfandad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Soy el creador de Operaciones Especiales México, Diablito Sheriff y algunas otras plataformas de redes sociales. La pasión por la información nos hace diferentes a lo que estás acostumbrado a ver en los medios de comunicación.
A %d blogueros les gusta esto: