Detenido uno de los posibles atacantes de Norberto Rivera

Naucalpan.- Mi teléfono celular sonó esta madrugada, era uno de mis contactos.

-Buenos días

-Algo pasa en el hospital de traumatologia de Lomas Verdes hay más de 30 policías, todos ellos armados.

– Sabes que ocurre, esta muy raro, no he recibido alguna noticia y el grupo de WhatsApp correspondiente a Naucalpan no hay ningún reporte relevante.

-No lo se voy a investigar…

-Enterado gracias.

Algo fuerte estaba ocurriendo como para tener muchos policías custodiando el hospital, así que tomé mi celular y comencé a mandar varios mensajes de WhatsApp, tratando de averiguar lo que estaba pasando en traumatologia.

Nuevamente mi celular sonó y al contestar me tenían algo de información…

-Adelante, que ocurrió

-Al parecer es uno de los que mataron al policía en casa del cardenal Norberto Rivera, me acaban de decir que ayer llegó un sujeto por sus medios al hospital.

-¿por sus medios?

-Si lo dejaron a las puertas del hospital venía lesionando por arma de fuego y al ingresar se desplomó, le dieron la atención y lo llevaron a urgencias.

– Estas seguro de que se trata de uno de los implicados en el atentado del cardenal.

-¿Entonces para que tanta seguridad?

-Así es, esto tiene mucho sentido, ¿hay medios de comunicación, en el lugar?

-No aún nadie llega

-Perfecto vamos para allá, aunque se ve que todo lo están manejando con mucho hermetismo, trataremos de averiguar más sobre el caso.

-estoy aquí en el lugar si veo algún movimiento extraño te informó de manera inmediata.

-estaré atento a tu llamada, con cuidado, no sabemos mucho sobre el caso, pero sin duda esta en el ojo del huracan.

Las redes sociales comenzaron a llenarse de fotos y videos acompañado con algunos comentarios de opiniones sobre el caso del atentando del cardenal. Muchos descartando el móvil de asalto, otra persona comentó que; Seguramente es gente profesional que alguien les encargó bajar al paciente, cuáles palabras de la serie del patrón del mal de Pablo escobar, pero quizá nada alejado de la realidad.

Norberto Rivera está a salvó, pero la familia del policía José Hernández está de luto, cuando enfrentó a los dos atacantes cuando pretendían entrar en la casa de Norberto Rivera, el uniformado reaccionó empuñando su arma de cargo dejando heridos a los gatilleros, pero el recibió un tiro en la cara y murió en el hospital.

Todo lo están haciendo con mucha discreción, pero esto queda en las páginas de la historia del crimen y policías, sin duda alguna el tiempo irá acomodando sus piezas de ajedrez…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: