NR

comunicaciones

NOTICIAS

Brujas movilizan a policías en Michoacán

Cantidad de lectores 60 visitas totales

Tacámbaro, Michoacán.- Un reporte inusual se registró a las líneas de emergencia, pues habitantes de la comunidad de Tacámbaro que se localiza a unos 80 kilómetros de la ciudad de Morelia, reportaron que por lo menos unas 6 bolas de fuego volaban en los alrededores del santuario de la Virgen de Fátima.

Las llamadas fueron constantes y la comisaría envió a una cuadrilla de policías para investigar el caso, al llegar al lugar vecinos estaban en las calles señalando hacia el oriente donde se habían mantenido flotando estos objetos de color rojo.

«Son las brujas que salen en luna llena y andan buscando niños no bautizados para chuparle la sangre» comentó una señora.

Todos comenzaban a relatar diversas historias, sobre el tema de las brujas, ‘se mueven convertidas en bolas de fuego y siempre se les ve brincando de cerro en cerro’ así es como relataba don Jacinto, sin dejar de observar el cielo.

Se fueron por allá, aquí estaban hace como una hora nos pusimos a rezar el rosario al revés, pero no se marchaban, hasta que comenzamos a decir las doce verdades.

EL DATO.

Según la tradición, cuando se observe en las alturas el vuelo de una bruja, se debe elevar esta oración con un cordón entre las manos y a cada verdad que se pronuncie, se va haciendo un nudo. Al llegar a la segunda parte, hay que repetir las Doce Verdades al revés, y los nudos se van deshaciendo.

La creencia popular dicta que al terminar, la hechicera, que al sentir la fuerza de la oración trataba de escapar, dejará su forma de fuego o de animal y caerá a tierra completamente paralizada y a merced de quien la atrapó entonando esta oración. El cordón habrá ya recibido la fuerza mística que dan las Doce Verdades y con él se podrá atar a la bruja. La bruja suplicará que se le deje ir porque si permanece cautiva, al salir el sol quedará ciega.

Los policías tomaron nota y comenzaron a tranquilizar a la gente pidiendo que regresaran a sus casas, otras vecinas daban consejos de poner unas tijeras en forma de cruz abajo de la almohada y que estuvieran al pendiente por si escuchaban revoloteando guajolotes en los techos de su casa. Los oficiales dijeron que estarían dando recorridos por las calles así que no tenían porque preocuparse.

En aquellos lugares es muy común observar este tipo de fenómenos, pero no podemos asegurar que se trata de una bruja, así como lo cuenta la gente, la verdad es que poco a poco se van perdiendo estas leyendas, y cuando escuchamos algo relacionado con estos temas nos fascina las historias que se comentan de boca en boca.

Lo sorprendío la muerte camino a su trabajo

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: