Antes de tirarme a las vías del Metro quiero que sepan algo

Ciudad de México.- llegó el mes de septiembre de 2019 y se acercan fechas muy especiales, he visto los noticieros de gente que brinca al más allá con tan solo pagar un boleto del Metro.

El día está muy bonito hace un calor agradable y ya tengo mis 5 pesos en la bolsa para poder pagar mi viaje al más allá.

Miles de cosas pasaron por el pensamiento de Jair Hain el reloj marcaba las siete de la mañana cuando salió de su casa y se dirigía a la estación del Metro Iztapalapa, había tomado una decisión y no había nada que lo hiciera cambiar de opinión, el dolor psicológico era enorme y los tóxicos pensamientos lo atormentaban día y noche al grado de no poder dormir.

Quería poner fin a su locura, las voces en su cabeza lo atormentaban, por primera vez sonrió después de mucho tiempo, tenia una cita con el más allá.

El reloj ya marca las 09:55 de la mañana, hay mucha gente al rededor, quiere que todo mundo sepa que dará un brincó al más allá, la adrenalina es más grande que el miedo, el no es de los que terminan con su existencia en la soledad de sus pensamientos, el quiere que el mundo se entere que ‘por su culpa’ el brincó a las vías del Metro y que su castigo será cargar con la culpa de por vida y así nunca lo olvidarían.

Recordó las palabras y consejos de sus padres qué le dijeron. «A tus dieciséis años hijo tienes una vida por delante cometerás errores, no estés triste»

Sus pensamientos fueron interrumpido bruscamente por el sonido del tren que llegaba a la estación Iztapalapa, cerro sus ojos y saltó…

En la caída escuchó como la gente comenzó a gritar, los usiarios pedían ayuda ¡Policía, AUXILIÓ, se arrojó el muchacho a las vías! Los policías vieron al joven tendido boca abajo y cortaron de inmediato la corriente eléctrica.

Los policía bajaron a las vías y Jair sentía un dolor insoportable por los golpes de la caída ¡Estaba vivo! Le dijo a los policías que vivía en la colonia Pedregal de San Nicolás en la alcaldía de Tlalpan. Las lesiones que tenia no eran graves gracias a los gritos de los usuarios alertaron a el conductor del tren que frenó a tiempo y así evitaron que fuera arrollado.

Sus padres llegaron al lugar y fueron trasladados a la agencia de Amberes número 54 donde recibirá atención psicológica. El motivo por el cual quizo terminar con su vida fue por problemas con exámenes en el bachillerato. ¿Que pasará después? Eso solo Jair lo sabe.

Por Crónica Policíaca, para NR COMUNICACIONES

One comment

  1. Para ser una página de noticias, la redacción está muy de aspirante a escritor. Quería información objetiva e hicieron un cuento de la rosa de guadalupe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.