0

El gancho para robar a taxistas con sus pechugas

México .- Jala más un par de tetas que un chin… De carretas son palabras que aplican muchas mujeres dedicadas al asalto a taxistas, Uber o cualquier otro servicio de transporte público. una mujer comenzará a seducír y distraer al taxista, para llevarlos a un callejón o cualquier otro lugar donde pueda alejarse de la vista de la Ley y ahí junto a su o sus cómplices, lo roban o extorsionan hasta dejarlo sin el último peso y todo por dejarse llevarse guiar por sus bajos instintos.

Esta leyenda urbana es muy conocida por parte de taxistas, que piensan que ya conquistaron a una mujer muy exuberante, pero su sorpresa es que sólo es un gancho para robar a los hombres calenturientos, en ocasiónes estos hechos no se llegan a denunciar, pues el temor de que su familia se entere es mayor, pues la mayoría de los afectados suelen ser casados, así que en su casa solo se limitan a decir que fueron asaltados.

Las mujeres de procedencia por lo regular del extranjero como colombia, Venezuela, e incluso nacionales obtienen montos de miles de pesos en sus actividades ilícitas, su única arma el encanto y las mismas leyes, pues tratan de dar una voltereta a la situación.

“Me das todo el dinero o gritare que me estas tocando y quieres abusar de mi”

¿A quien le van a creer más?

Estos métodos de robo son muy comunes y no todo es como la canción de Arjona historia de un taxista.

Solo las advertencias de voz a voz de los trabajadores del volante dan consejos de que se cuiden de estas perversas mujeres, que sin duda alguna tienen toda la ventaja.

Algunos trabajadores del volante han decidido colocar cámaras de vides en su taxi, para tener pruebas y así evitar caer en cualquier tipo de extorsión.

Gracias a sus encantos los hombres caen redonditos y podían extorsionarlos con facilidad.

Una de las víctimas fue Carlos un taxista que subió a una mujer en la madrugada, al rededor de las 5 am ya estaba por terminar su turno nocturno y al ver a la guapa mujer hacerle la parada, este no dudo en subirla, en el camino ella comenzó a realizarle la platica y le dijo que la llevara a un hotel, pero cuando estaba a un lado de una patrulla, esta le dijo que le diera todo el dinero o comenzaría a gritar que la quería violar que la llevaba secuestradas.

El hombre no quiso tener problemas así que la obedeció le dio todo el dinero que había ganado en toda la noche, cometido el robo la mujer se bajó del taxi y se perdió entre las calles.

Carlos asegura que le dio pena denunciar lo sucedido pues podría hasta perder a su familia. Así que les da un consejo a todos los hombres que se dedican a trabajar en el volante, de que se cuiden de estas mujeres que posiblemente no sean las únicas que operan en el país.

Mira como este marido grabó a su MUJER CUANDO LO EMGAÑABA CON SU JEFE DE LA EMPRESA DE BARCEL

Foto tomada de internet créditos a quien corresponda.

Con información de taxistas de la Ciudad de México.

Deja un comentario